Puesto que la esclerosis múltiple ataca por lo general durante los años reproductivos, muchas mujeres con la enfermedad tienen inquietudes acerca del embarazo. Aunque los estudios no han demostrado efectos adversos sobre el embarazo, el parto y el alumbramiento, y, en realidad, los síntomas desaparecen temporeramente a menudo durante el embarazo, las mujeres con esclerosis múltiple que planifican tener hijos deberían discutir las ventajas y desventajas con su cónyuge y con su médico.

Los científicos han aprendido mucho acerca de la esclerosis múltiple en años recientes; aún así, su causa sigue siendo difícil de dilucidar. Muchos investigadores creen que la esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema autoinmunológico—en la que el cuerpo, mediante su sistema inmunológico, lanza un ataque defensivo contra sus propios tejidos. En el caso de la esclerosis múltiple, la mielina aisladora de los nervios es sometida al ataque por el sistema inmunológico. Dichos ataques pueden estar vinculados a un elemento ambiental desencadenador desconocido, quizás un virus.